close

José Agustín Solórzano

Semblanza

Ha publicado los libros de poesía Dos versiones del libro que no escribí (Abismos, 2017), Ni las flores del mal ni las flores del bien (Premio de poesía Carlos Eduardo Turón; Secum, 2015), Monomanía del autómata (Tierra Adentro, 2015), Alguien ha salido a buscarme (Diablura Ediciones, 2012) y Versos, moscas y poetas (Secum, 2009). También es autor del libro Cuaderno de ensayo (Premio de ensayo María Zambrano; Secum, 2017) y de la novela Rompecabezas (FOEM, 2015). Fue becario del PECDAM en 2012 y su trabajo aparece en una decena de antologías y publicaciones.

 

Conoce a José Agustín en sus propias palabras…

¿Qué autores te inspiraron a querer escribir?

Al principio, cuando supe que quería dedicarme a escribir, empecé leyendo a Jaime Sabines y él fue el primero que me inspiró; incluso lo copiaba cuando hacía mis primeros poemas. Yo creo que uno siempre empieza copiando, ya luego encuentra eso, entre fantasía y fanfarronada, que llamamos “una voz”. Luego me inspiró Nicanor Parra, Bukowski, Cortázar, Roberto Bolaño, Rogelio Nogueras y un largo etcétera. Actualmente todavía encuentro escritores que me inspiran a seguir escribiendo.

¿Escribir en tu habitación a solas, o en un café?

A solas. La escritura es para mí algo íntimo; ni siquiera como hacer el amor, más bien como masturbarse. Y sólo un pervertido se masturbaría en público.

¿Qué cualidades aprecias más en una obra literaria?

La sinceridad, primero que nada. Creo que a pesar de que la premisa de la ficción es la mentira; dentro de esa “mentira estética” debemos tratar de ser honestos. La honestidad en un escritor se nota, es lo que consigue conmovernos, ya sea que lo amemos o lo odiemos, es esa honestidad la que permite que el lector sienta algo “humano” en la lectura.

Si sólo pudieras escribir una obra más, ¿de qué trataría?

Definitivamente sobre mí. Escribiría sobre mi vida, mejor dicho: sobre mis obsesiones y mis fracasos. Sería eso: una novela sobre el fracaso, porque toda historia buena va sobre eso. La literatura es el intento por posponer el fracaso.

¿Qué te hace sentir motivado? 

Leer buenos libros, y también leer pésimos libros. Los segundos me motivan más, me hacen sentir que puedo hacer algo mucho mejor y que hay que seguir trabajando.