close

Dos versiones del libro que no escribí

Prefiero lo ridículo de escribir poemas/ a lo ridículo de no escribirlos”, dice Wislawa Szymborska. Y es cierto, ¿quién no ha sentido la tentación de romper la pluma y mejor no decir nada? Porque hablar de amor, de alcohol, de tristeza y soledad está tan gastado que a veces es mejor dejarse las cosas en el tintero. Por desgracia si esto sucediera más seguido no tendríamos los versos de Keats, Neruda o Shakespeare.

Implacable, certero, incluso malvado consigo mismo, José Agustín Solórzano ha escrito un libro en donde no deja títere con cabeza. Dos versiones del libro que no escribí finge ser un manuscrito encontrado en una botella, el libro de un poeta que podríamos ser cualquiera de nosotros en algún momento. Pero más que nada es un viaje inclemente por los lugares comunes del imaginario poetoso mexicano, con algunas escalas en versos crípticos de Shakira y  arrojadas (por salvajes) referencias a Ricardo Arjona, el vate de Jocotenango.

Acaso el mayor acierto es que, en un libro que pretende burlarse de sí mismo, la belleza se nos muestra a cada rato, poema tras poema y en donde menos la esperamos, retratada en la perdida de lo que fuimos: “en algún lugar, sin duda, tú y yo estamos mordiéndonos el uno al otro. Aquí seguimos sirviéndonos tragos y hablando de lo mucho que nos hubiéramos querido en otras vidas.

Raúl Aníbal Sánchez

Poemas musicalizados de Dos versiones del libro que no escribíhttps://soundcloud.com/jos-agust-n-sol-rzano

De venta en Amazon y directamente con el autor al correo agustinsolorzano@semich.com.mx

Conoce más sobre José Agustín Solórzano