close

Pequeños lugares para la perversión

Está compuesto de treinta y dos relatos que le piden al lector que sea un cómplice, que se meta a cada relato, que participe contándose qué pasó antes y qué pasará después de lo narrado. El lector se vuelca en un pervertido fisgón que relato tras relato se entera tras el hoyo de la cerradura de amores de bocanadas de cigarro, de la ciudad como un monstruo…

AGOTADO

Conoce más sobre Alfredo Carrera