close
Eventos

Presentación de la novela “Vida extra” de Alfredo Carrera

alfredoweb

Presentación de la novela juvenil
Vida extra
de Alfredo Carrera
ilustrada por Cuauhtémoc Wetzka
(Pearson, 2017)

Comentarios de Gabriela Villanueva Belman y Héctor Alvarado Díaz.

Contraportada del libro
¿Alguna vez te has sentido tan enojado con todo y todos que quieres desaparecer? Juan Carlos pensó lo mismo y lo tenía todo planeado: hizo los arreglos pertinentes, escribió cartas de despedida y en el último momento… no pudo hacerlo. Ahora, tendrá que asumir y enfrentar las consecuencias de sus propios actos. No será fácil, pero para eso tiene una nueva oportunidad: una vida extra debajo de la manga.

Viernes 7 de julio
5:00PM
Biblioteca Bosch Vargaslugo
(dentro de Palacio Clavijero)
Nigromante 79, Centro

 

Leer más
Reseñas

Vida extra, la historia de un suicida con sentido del humor

alfredoooo

Por: Berenice Hernández y José Agustín Solórzano

No sabemos si tenemos la gracia o la desgracia de conocer a Alfredo Carrera. Lo decimos porque ahora que estamos por reseñar su más reciente libro, nos preocupa un poco que lo conocemos, que sabemos que él siempre quiso escribir algo para jóvenes. Suponemos que todo inició cuando era profesor de secundaria. Durante años convivió con adolescentes, e incluso se volvió uno. Desde esa mirada, Alfredo intentaba construir una literatura que fuera cercana a los chicos, pero que no cayera en los lugares comunes y la sensiblería característica de los libros del género, fue así que surgió Vida extra¸ como un experimento en el que decidió, por más que lo niegue, enfrentar al adolescente que fue, y que además de gustarle Real de Catorce y las chicas raras, también sentía cierta fascinación por los asuntos relacionados con la muerte. Pues un joven, y más con intenciones literarias, inevitablemente se cuestionará sobre su existencia.

El punto medular de Vida extra es la lucha entre la sobrevivencia y el suicidio; entendiendo la primera como ese conflicto diario que el adolescente libra contra sí mismo, contra sus padres, sus compañeros, los amores no correspondidos y la vida misma. A través de un diario y una serie de cartas que no debieron llegar a su destino, descubrimos a Juan Carlos, el protagonista, quien se nos muestra en las primeras páginas como alguien que sube al cuarto piso de su escuela para lanzarse al vacío. Algo sucede: tiene una erección de último momento. Además, Elena, la chica que le gusta, aparece ahí para avergonzarlo, esto evita que salte. La Vida extra a la que hace referencia el título, comienza entonces. No sólo Elena sino los padres de Juan Carlos y toda la escuela sabrán lo que intentó hacer. Como si no fuera suficiente, el adolescente soberbio se encargó de enviar cartas de despedida, donde no se cansaba de ofender a los destinatarios. La vida se le complica aún más que antes, termina yendo con un sicólogo y a vivir con su padre, la nueva esposa de éste, y su medio hermano.

No vamos a adelantar más sobre la trama, pero creemos que este planteamiento es suficiente para entender que Vida extra es una novela juvenil que no da la espalda a temas tan antiguos pero siempre latentes como la violencia y el suicidio. Es precisamente este punto el que más llamó nuestra atención desde que la leímos por primera vez, pues el adulto cuando piensa en literatura juvenil ve a los libros como una mezcla de folios que debieran educar y mostrar un mundo idílico, color de rosa, a los lectores. Sin embargo, la novela de Alfredo desmitifica la postura de que los jóvenes sólo deben leer sobre el amor y los finales felices. Como poquísimos de los nuevos autores de LIJ, rompe con esta regla impuesta durante años.

Vida extra le habla al joven de tú a tú, no intenta adoctrinar ni ser un discurso moralizante. Es simplemente una historia en la que el lector está invitado a participar, ya sea juzgando a Juan Carlos, o formando parte del Club del suicidio. Este es otro punto en el que vale la pena detenernos, pues para empezar en este Club no hay ni un solo suicida. El grupo de jóvenes que lo conforman son un guiño de Alfredo a las buenas conciencias de los adultos. Porque pensemos, ¿quién dejaría a su hijo pertenecer a un grupo con dicho nombre? El humor negro permea toda la obra. A través de Juan Carlos conocemos una historia llena de asuntos trágicos: el intento de suicidio de un adolescente, el divorcio de sus padres, una joven madrastra que ve cómo se le agota la vida, sin embargo desde el lente irónico de este narrador dichas situaciones pueden parecernos incluso cómicas.

Es un hecho que ningún adulto podrá comprender en su totalidad la mente de los adolescentes. Eso queda de manifiesto tanto en la realidad como en Vida extra, y precisamente por eso el autor, para entender los pensamientos de Juan Carlos, tuvo que abrir la puerta de su adolescencia, buscar en el desván lo que él mismo había sido en su juventud. Así, los lectores jóvenes encontrarán en la novela a un igual, mientras que los adultos podrán hallar al adolescente que fueron, ése que siempre se sintió incomprendido y diferente al resto.

Vida extra no tiene ninguna moraleja. Es la historia de un joven que al recuperar su vida comienza a desdoblarse a través de la escritura. En ese sentido, podríamos decir que es también el génesis de un escritor, y que la vida comienza cuando se está a punto de saltar de un cuarto piso.

 

 

 

 

Leer más
Poesía

Taza de café

taza cafe
Por: Mario Emilio Andrade   Veo una taza de café en compañía de su cuchara la envidio porque mi novia no está / le ocupa
Leer más
1 2 3 4 5 6 7
Page 4 of 7