close
Narrativa

Relato – Los Hombres

Por: Moisés García Hernández

En el fatal impacto de su coche, un hombre pierde a su amada esposa y a sus amados tres hijos. En el velorio masivo, mientras sus parientes naufragan en el llanto, él permanece con un rostro de hierro, imperturbable. Este hombre ha sido siempre templado, lo menos ofensivo que su naturaleza mansa le ha permitido ser, siempre al tanto de sus actos y sus gestos mínimos para con los demás.

De repente, entre el barullo del velorio, otro hombre se acerca a él, un hombre al que nuestro hombre jamás había visto hasta ahora. Aquel hombre, el recién llegado, coloca una mano en su hombro y lo mira a los ojos, simplemente lo mira a los ojos, pero en su mirada hay un brillo, demasiado sutil, casi imperceptible, en el que refulge un lacerante destello de burla. Nuestro hombre, con el rostro impasible, está mirando a aquel hombre a su vez, mirándolo sosegadamente, tranquilo, inalterable, urdiendo en su corazón la manera de asesinarlo.

 

SEMICH

Autor SEMICH

Deja tu comentario