close
Poesía

Taza de café

Por: Mario Emilio Andrade

 

Veo una taza de café en compañía de su cuchara
la envidio porque mi novia no está / le ocupa su tesis
no te mentiré Soledad, eres hermosa / no tanto como ella

Hubo punto y aparte en mi vida al convivir con semejantes

Los candelabros de mis velas derriten en la silla vacía deseos
dejé de ser Valjean & Magdalena que litiga soltería en caridad

Estallan mis lecturas pausas al ver parejas desayunándose

Un motín dentro envaino / afilo la novela de Cosette
si no estoy con ella me ahorca tu joroba, Soledad
repique de campanas escribe mi soga

Ella es Esmeralda para el solitario / brilla de nobleza

Jamás pescando lectura tras lectura cavilé sentir olas
mis estanterías me leen por la noche brisas del poeta Rumi

“…Cuando estoy contigo, estamos despiertos toda la noche
cuando no estás, no puedo dormir
¡que Dios bendiga estas dos insomnias!
y la diferencia entre ellas…”

No descarto ninguna página / leemos juntos un libro
ninguna pintura / pincelamos juntos un Renoir
bailar con ella deseo / danzar juntos un tango

Veo una taza de café en compañía de su cuchara
la envidio porque mi novia no está / le ocupa su tesis
no te mentiré Soledad, eres hermosa / no tanto como ella

La taza de café se enfrió al escribir por Mascabada
Soledad, compartirás la silla vacía
cuando ella se titule nuestro tiempo vivirá la fe de Víctor Hugo.

 

SEMICH

Autor SEMICH

Deja tu comentario